Seguridad en Nicaragua: ¿la excepción en Centroamérica?

Formulario de búsqueda

Seguridad en Nicaragua: ¿la excepción en Centroamérica?

En las últimas cuatro décadas del siglo pasado, Nicaragua, El Salvador y Guatemala vivieron guerras civiles de naturaleza, intensidad y duración distintas. Al finalizar éstas era lógico suponer que a la violencia política seguiría una “paz firme y duradera” (Esquipulas II 1987) para hacer de Centroamérica una “Región de Paz, Libertad, Democracia y Desarrollo” (Tratado Marco de Seguridad Democrática en Centroamérica 1995).

Sin embargo, la violencia delictiva se apoderó de El Salvador y Guatemala, además de Honduras, mas no así de Nicaragua, que ha logrado mantener niveles relativamente bajos de inseguridad en una región que, se asegura, es “la más violenta del mundo”. ¿Por qué? ¿Qué factores marcaron la diferencia? ¿Fue la irrupción de la violencia delictiva un fenómeno inédito en el Triángulo Norte? ¿Han estado los países del Triángulo Sur ajenos a la violencia? ¿Es este fenómeno algo nuevo en los países del istmo? Éstas son algunas de las preguntas que este ensayo busca responder.